Saltar al contenido

Fragas de Galicia

Fragas de Galicia - España

Fragas de GaliciaUna Fraga es un bosque que agrupa diferentes especies de árboles, un bosque en el que no intervino la mano del hombre para su creación, que surgió espontáneamente y creció sin su intervención.

Una Fraga se caracteriza por su espesura, por la abundancia de especies con mucho ramaje que impiden que la luz del sol llegue hasta el suelo, manteniendo de esta manera la humedad y la temperatura de manera casi constante, permitiendo la vida de un sin fin de especies del reino vegetal y animal, es un ecosistema de alta biodiversidad.

Galicia es una tierra donde abundan las leyendas y la magia, sostenidas por los misterios que esconden estos micro climas húmedos, cargados de bruma y niebla.

Según la altitud de la zona y las condiciones del suelo, el árbol dominante en una fraga puede ser el carballo (el roble), conviviendo con otras especies como los castaños, acebos, espinos, laureles, perales y otros árboles frutales silvestres o los alcornoques.

Lo que permite la formación de las fragas gallegas es la cantidad y calidad de sus ríos, con corrientes de agua caudalosas, junto a las que además, en las riberas húmedas y sombrías crecen y se conservan una amplia colección de líquenes, musgos y helechos, algunas incluso de gran tamaño que representan unas de las joyas mas valiosas de estos bosques.

La Fraga mas extensa y mas conocida del territorio gallego es “Fraga do Eume”, que se encuentra en Pontedeume, en la provincia de La Coruña, declarado Parque Natural en el año 1997.

La Fraga junto al río Eume no es el único caso de éstos mágicos bosques, también se han formado naturalmente la “Fraga do Mandeo” y la “Fraga de Catasós”.

De ellos hablaremos en detalle en próximas entregas, para todos los amantes de la tierra galega.

Quizás también te interese visitar…