Saltar al contenido

Évora

Évora

evora 5950164842 940e1a66f7 z ÉvoraHoy visitaremos otra joya portuguesa que está incluida en la lista del patrimonio mundial de la humanidad que elabora la UNESCO.

La ciudad de Évora tiene una historia tan rica que le ha valido tal galardón, otorgado en el año 1986.

Sus orígenes se remontar a la época de los romanos, que fundaron una villa en el año 80 a.C. con la finalidad de establecer una avanzadilla militar. Luego fue conquistada por los musulmanes y finalmente dominada por los cristianos desde en año 1166 hasta la actualidad.

La riqueza de la llamada “era de los descubrimientos” de Portugal repercutió muy favorablemente en esta ciudad, incluso la corte pasaba largas temporadas allí.

Por cambios producidos en la monarquía, los reyes sucesores prefirieron trasladarse a Lisboa, con lo que Évora perdió su protagonismo y en la actualidad cuenta con la mitad de la población que en épocas medievales.

Évora conserva su encanto y es una ciudad próspera, localizada en el centro de una región minera y agrícola, donde se produce hierro, amianto y cobre, también corcho y mármol y su fuerte es la producción de cereales.

Esta ciudad invita a recorrerla a pie, todas las calles y los monumentos que encontramos a nuestro paso tienen algo destacable, palacios, mansiones e iglesias del siglo XVI y las propias calles, que no pueden ocultar su condición de cruce de caminos y obligan al caminante a realizar un errático deambular por una intrincada red de callejuelas y plazas.

Es recomendable comenzar el paseo por la Évora romana, donde se levantó la cerca velha, aunque de los ciento ochenta metros de los muros solo quedan algunos restos, torreones en la parte alta de la ciudad y varias puertas, la mas conocida es la Porta da Moura o conocer el Aqueduto da Agua da Prata, reconstruido en 1522.

 

Quizás también te interese visitar…